Pregunta Difícil:¿Qué Comer? Respuesta Sencilla: Comida de Verdad

images

        Hoy en día, saber cuál es la mejor manera de alimentarnos no es fácil. Hay cientos de teorías, dietas, especialistas y fanáticos que promueven distintas y muchas veces, contrapuestas tendencias de alimentación. Frente a la gran cantidad de conceptos que hoy manejamos, el panorama  se ha vuelto complejo y la confusión es bastante generalizada. La guerra de carbohidratos versus proteínas, las grasas buenas o las malas, los maravillosos antioxidantes, el famoso omega-3, la alergia al gluten o la intolerancia a la lactosa, las dieta vegetarianas o las paleo, el azúcar de caña versus el jarabe de ágave, el xylitol o la stevia, etc, etc, etc, la cosa es infinita.

diet-food-confusion-500x300

           Frente a este panorama tan confuso, hace algunos años, el periodista norteamericano, Michael Pollan, se planteó el desafío de responder la simple pregunta de “¿Qué debo comer?”. En base a lo que realmente se sabe de la relación que existe entre dieta y salud, el periodista se propuso llegar a una respuesta. A diferencia de lo que solía ocurrirle en la mayoría de sus investigaciones, a medida que fue avanzando y mientras más profundo se sumergía en las ciencias nutricionales, en vez de complejizarse, la película se fue tornando más simple y clara.

        Después de darse cuenta de que la nutrición es una ciencia muy joven que tiene menos de 200 años y de que es mucho más lo que no se sabe de lo que se sabe con certeza, aprendió un par de cosas importantes que si están claras sobre  dieta y salud.

 1.- Las poblaciones que se alimentan en base a una dieta “occidental”, consistente en muchos alimentos y carnes procesadas, muchos azúcares añadidos, muchos granos refinados y “mucho” de todo (menos de vegetales, frutas y granos enteros), sufren de enfermedades “occidentales” que se han transformado en epidemia: diabetes, enfermedades cardiovasculares y cáncer. Virtualmente toda la obesidad y la diabetes tipo 2, el 80% de las enfermedades cardiovasculares y más de 1/3 de todos los tipos de cánceres, pueden relacionarse con la dieta.

images-2

 2.- Por otro lado, las poblaciones que se alimentan de dietas tradicionales  generalmente no sufren de estas enfermedades. Y estas dietas pueden ser muy distintas entre ellas. Hay algunas altas en grasas saturadas (como los Inuit de Groenlandia que subsisten mayormente de grasa de foca), otras basadas en carbohidratos (maíz y porotos en América Central), otras en cambio, muy altas en proteínas (los Masai en África se alimentan de sangre de ganado, carne y leche) y muchas otras mixtas entre estos ejemplos extremos.
Lo que toda esta diversidad sugiere es que no existe UNA dieta que sea la ideal, sino que el ser humano es un omnívoro que se adapta increíblemente bien a una amplia gama de alimentos y dietas. Excepto a una. La relativamente nueva a la que estamos todos expuestos ahora. Nuestra civilización ha logrado lo que ninguna, desarrollar una dieta que enferma a la gente.

Traditional_Moroccan_diet

        ¿Y por qué estos dos hechos no están en el centro del debate nutricional y en vez de eso el foco está puesto en intentar identificar al ingrediente malvado y culpable del problema (grasa saturada, o azúcar, o HFCS, o grasas trans, o aspartame, o glutamato monosódico, o ingredientes modificados genéticamente, o colorantes, o conservantes, etc, etc, etc)? Michael Pollan responde que esto se debe a que la alimentación en nuestra civilización es un negocio muy lucrativo que ha generado una industria muy poderosa y que además se relaciona de cerca al negocio-industria de la salud.

        Después de años de investigación nutricional para su libro “In Defense of Food”, Pollan se dio cuenta de que la respuesta a su pregunta no era tan complicada  y se podía resumir en tan sólo 6 palabras:

Come comida. No demasiada. Mayormente plantas.

images-1

        En su libro “Food Rules” el enfoque es completamente diferente. Hay menos teoría, historia y ciencia y en vez se concentra en nuestra vida cotidiana. En este libro, Pollan entrega 64 reglas simples para poner en práctica su famosa frase y así lograr comer comida de verdad y en moderación y salirnos de la “dieta occidental”.
Para llegar a estas reglas-guías, colaboraron enfermeras, antropólogos, doctores, madres, abuelas, bisabuelas y personas de todo el mundo por lo que reflejan un compendio de sabiduría popular  en torno a la comida.

        El capítulo 1, “Come Comida”, te guía en la tarea de diferenciar la comida real de las “sustancias comestibles parecidas a comida” que repletan nuestros supermercados modernos.

         El capítulo 2, titulado “Mayormente Plantas” te ayuda a elegir lo mejor entre la comida real.

        Y el capítulo final, “No Demasiada” trata más acerca del cómo comemos y se enfoca en hábitos del día a día que te ayudarán a moderar las cantidades y a disfrutar más plenamente.

        A continuación dejo algunas “reglas” del libro. Aunque son bastante lógicas, es bueno recordarlas y tenerlas en la cabeza para usarlas como brújula y simplificarnos cuando nos sentimos perdidos.

I .- “Come Comida”
2.- No comas nada que tu bisabuela no reconocería como comida
3.- Evita productos alimenticios que contengan ingredientes que una persona cualquiera no tendría en su despensa
5.- Evita cualquier alimento que tiene algún azúcar o edulcorantes dentro de sus tres primeros ingredientes
6.- Evita productos alimenticios que contengan más de cinco ingredientes.
9.- Evita alimentos que pretenden ser algo que no son.

II .- “Mayormente Plantas”
22.- Come plantas, especialmente hojas.
23.-  Trata la carne como un alimento para ocasiones especiales.
25.- Come de colores.
26.- Tómate el agua de la espinaca.
28.- Come animales que comieron bien.
31.- Come alimentos silvestres cuando puedas.
36.- No comas cereales de desayuno que cambian el color de la leche.

III.- “No Demasiada”
44.- Paga más, come menos.
46.- Para de comer antes de estar lleno.
47.- Come por hambre, no por aburrimiento.
49.- Come lento
50.- El banquete está en la primera mascada.
52.- Compra platos y vasos más chicos.
54.- Desayuna como rey, almuerza como príncipe y come como mendigo.

food-rules-01

Anuncios

Una respuesta a “Pregunta Difícil:¿Qué Comer? Respuesta Sencilla: Comida de Verdad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s