Pirámides Alimenticias

    La pirámide nutricional es la imagen gráfica y didáctica que representa las guías alimentarias para la población. Cada país establece su diseño y adapta las recomendaciones dietéticas a la idiosincrasia, estilo de vida y cultura gastronómica de la población. Pirámides, ollas, trompos, ruedas y arcoiris son algunos recursos gráficos empleados en el mundo para promover dietas saludables de manera práctica, amigable y respetuosa de sus culturas.

peonza1

Trompo Alimenticio de Japón

        El gobierno de cada país debiera promover conceptos básicos y generales de cómo llevar una buena alimentación que fueran claros y simples, y por supuesto basados en estudios serios. Pero en la realidad esto no funciona siempre así.

        La principal agencia responsable de las políticas alimenticias de USA es la USDA, o sea, el Departamento de Agricultura. Esta es una agencia regulatoria creada en 1862 para asegurar el abastecimiento adecuado y seguro de comida para los norteamericanos pero que hoy en día tiene entre sus intereses principales, dos que muchas veces no son compatibles y chocan entre sí: por un lado (1) promover la salud de la población y por otro lado (2) promover y marketear los productos agrícolas. ¿Qué pasa cuando esos productos agrícolas no son los más saludables?

        En 1917, cuando la USDA lanzó sus primeras “Recomendaciones Dietarias”, ya habían investigaciones en torno al incipiente problema de consumo excesivo de comida por parte de la población norteamericana. Pero recién en las “Metas Dietarias” de1977 se empezó a aconsejar a las personas a restringir el exceso de comida. Junto a estas recomendaciones, vinieron fuertes objeciones de la industria de la carne, de los lácteos y del azúcar. Este conflicto se ha mantenido en el tiempo y la influencia de estas industrias en el Congreso es muy fuerte.

        En 1991, la USDA y el Departamento de Salud crearon la primera “Pirámide-Guía Alimenticia”, pero de inmediato la industria láctea y  de carnes bloquearon su publicación, alegando que se estigmatizaban sus productos (se los ponía en la categoría de “coma menos”). La USDA tuvo que echar marcha atrás y se demoraron más de un año en desarrollar una pirámide que los dejara a todos contentos. El problema fue que para dejar a todos contentos crearon una pirámide que recomendaba comer mucho de todo (a excepción de grasas y dulces). Las grasas se ponen todas en el mismo saco y la base calórica se concentra en grandes cantidades de carbohidratos; con 11 porciones de cereales al día (sin diferenciar entre refinados o integrales) y además incluye a las papas en la sección de los vegetales (o sea más carbohidratos de carga glicémica alta). Esta pirámide se instauró como referencia de nutricionistas, doctores, políticos y de la población en general por 15 años, período de tiempo en el que la obesidad y los problemas de salud relacionados a la dieta se incrementaron considerablemente.  Esta pirámide también se propagó internacionalmente y fue la base que usaron varios países, como Chile, para diseñar la propia.

pmap1

        En el año 2001, el Comité de Médicos por una Medicina Responsable, ganó un juicio a la USDA por sobrepromoción de los productos de carnes y lácteos y la relación de esto con la prevalencia de enfermedades, y se demostró que la mayoría de los miembros del comité que revisaban las actualizaciones de los “lineamientos dietarios”, tenían fuertes lazos financieros con estas industrias.

        El año 2005 se revisaron y actualizaron los Lineamientos Dietarios, mostrándose algunos avances: se recomienda comer más vegetales; se hace hincapié en la importancia y diferencia de los productos de granos integrales; se diferencia también entre grasas más y menos saludables; se limita el consumo de azúcar; se reconocen otras fuentes de proteínas además de carnes (se recomienda incluir más pescado, porotos, nueces y semillas); se promueve la actividad física y finalmente se hace hincapié en comer menos calorías. Siguiendo esta nueva guía, se actualiza la antigua pirámide que se transforma en  “Mi Pirámide”.

MyPyramid2

        En el año 2011 se publicó la última actualización de los Lineamientos Dietarios de EEUU, siendo estos más claros y transparentes que sus predesores. Luego fue lanzado el nuevo ícono “Mi Plato” en reemplazo de “Mi Pirámide” con la idea de simplificar la información nutricional y hacerla más amigable para toda la familia. El objetivo de simplificar la información se logra, pero a un extremo un tanto exagerado. Se echa de menos un poco más de información. Como punto positivo se puede destacar la importancia que se le da a frutas y verduras (la mitad del plato). Y como punto en contra: la leche sigue apareciendo como un imprescindible y no se dice nada de la importancia de consumir agua.

1307036070_0

        Como buena variación y profundización del concepto de “Mi Plato”,  y respaldado por estudios epidemiológicos y científicos importantes, la Escuela de Salud Pública de Harvard diseña: “El Plato Saludable”.

Harvard

        Basado en el mismo ícono simple y fácil, se le agrega información importante, concisa y concreta que lo enriquece exponencialmente.

*Aceites Saludables: usa aceites saludables como el de oliva y canola para cocinar, en ensaladas y en la mesa. Limita la mantequilla. Evita grasas trans.
*Vegetales: mientras más verduras y más variedad, mejor. Papas y papas fritas no cuentan!
*Frutas: come bastantes frutas de todos los colores.
*Agua: Toma agua, te o café con poca o sin azúcar. Limita la leche/lácteos a 1-2 porciones al día. Limita los jugos a 1 vaso pequeña al día. Evita bebidas azucaradas.
*Granos Integrales: come granos integrales como arroz integral, pan integral, y pasta integral y limita los granos refinados como arroz blanco y pan blanco.
*Proteínas Sanas: prefiere pescados, aves, porotos, y nueces; limita carnes rojas y evita tocino, jamones, embutidos y otras carnes procesadas.
*Mantente Activo!!!

Mucho mejor!

Aquí el link de la página de la Escuela de Salud Pública de Harvard con información nutricional actualizada y clara. Harvard Nutrición.

Y Qué Pasa en Chile?

        Revisando las “Guías Saludables” del Minsal y las últimas versiones de pirámides alimenticias chilenas es sorprendente notar que en Chile prácticamente no ha habido actualización de las recomendaciones de principios de los años 90. Se sigue promoviendo una dieta y una pirámide basada en recomendaciones gringas añejas que provocaron estragos en EEUU. Algunos de los problemas más evidentes son los siguientes:

1.- Altísima en carbohidratos refinados (carga glicémica alta, el exceso de azúcar se almacena en forma de grasa, aumenta riesgo de diabetes y enfermedades cardiovasculares), ni siquiera se menciona el remplazo de granos refinados por integrales.

2.- Se insiste en un consumo alto de lácteos para toda la población y no sólo para niños (no hay evidencia significativa de que el mayor consumo de lácteos tenga directa relación con menor riesgo de osteoporosis, en cambio, hay evidencia de mayor riesgo de algunos cánceres, hay problemas de alergias e intolerancias, etc.)

3.- Falta recalcar la importancia de aumentar el consumo de vegetales, sobre todo vegetales verdes, ricos en vitaminas y minerales y bajos en calorías, muy deficientes en la mayoría de las dietas.

4.- Y por último se mantiene la obsesión de “satanizar” TODAS las grasas metiendo en el mismo saco (“limitar el consumo”) a las saludables, incluso paltas y aceite de oliva, con las ultra dañinas grasa trans!!!

        Hay que destacar que el programa del gobierno “Elige Vivir Sano” muestra algunos avances, haciendo hincapié en el consumo de agua, frutas y verduras y recomendando que se limite el consumo de azúcar y sal. Pero sobre todo, el gran valor de este programa es que promueve hábitos cotidianos saludables en los que se integran la alimentación y la actividad física. Se promueve todo un concepto de vida más saludable.

piramide chilena

healthy-eating-pyramid-700-link

        *Por último, hay que recalcar que no basta con que un gobierno desarrolle guías y recomendaciones alimenticias adecuadas. Además tiene que hacerse cargo de que estas metas se lleven a la práctica y se apliquen. El gobierno de EEUU no restringe las cantidades de azúcar y sal de los productos, no regula la publicidad de comida chatarra para niños, no tiene planes de apoyo especial para agricultores que producen vegetales y granos integrales, y en cambio tiene subsidios enormes por ejemplo para la producción de maíz y carnes. Si se deja la educación y la publicidad en manos de corporaciones de alimento que gastan billones para convencernos de que sus productos son lo mejor que hay en el mundo y cuyo principal interés es generar más ganancia, entonces se entiende que la integración y la correcta comprensión de estas guías nutricionales por parte de la población sea un fracaso. Y se entiende también que la crisis de salud y la plaga de obesidad y enfermedades relacionadas siga expandiéndose. Se necesitan gobiernos activos, que además de sugerir y recomendar, eduquen y estimulen tanto a los consumidores como a la industria; que fiscalicen y promuevan con consistencia. Gobiernos que entiendan que la alimentación es un tema de política y salud pública importante y que se pongan los pantalones para asegurar una oferta alimenticia acorde con los ideales planteados. 

About these ads

Una respuesta a “Pirámides Alimenticias

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s